Comisión Consultiva Asociado en Desarrollo Infantil®

Ideas, Enfoques y Mejores prácticas a medida que los centros y programas de cuidado y educación infantil reabren sus puertas

La Comisión Consultiva CDA® brinda ideas, enfoques y mejores prácticas a las personas que tienen una credencial CDA®, así como a otros profesionales de cuidado y educación infantil que están enfrentando lo que significa reabrir sus centros o programas de cuidado y educación infantil en plena crisis sanitaria de COVID-19.

La comisión está compuesta por:

  • Aaron «Buddy» Rhodes, Alexandria, Virginia
  • April Bramble, Ellenwood, Georgia: Titular CDA® durante 2 años
  • Charvella McKaye, Columbus, Ohio: Profesora Asistente, Educación y Desarrollo Infantil, Colegio Comunitario Estatal de Columbus; supervisa el programa de preparación CDA®
  • Jarrell Harris, Steger, Illinois
  • Jenny Sanchez, Miami, Florida: Titular CDA® durante 25 años en un centro preescolar
  • Keisha McClendon, Atlanta, Georgia: Titular CDA® durante 7 años y Especialista CDA en desarrollo profesional™ en un centro de Head Start.
  • Patty Berron, Mission, Texas: Titular CDA® durante 29 años en un centro de cuidado y educación infantil.

Las directrices de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades son consideradas como las reglas por las que deben regirse todos los centros y programas de cuidado y educación infantil: Los centros y programas de cuidado y educación infantil también deben revisar regularmente los sitios web de los gobiernos locales y estatales para obtener información detallada.

Reglas a adoptar

  • Procedimientos para dejar a los niños: Los centros y programas de cuidado y educación infantil pueden recibir a los padres en la entrada. Los padres no deben pasar al centro (u hogar) para dejar a sus niños.
  • Proceso de recibimiento: Los centros/programas de cuidado y educación infantil deben recibir a cada uno de los niños que llega por separado.
  • Lea las temperaturas: Revise la temperatura de todos los niños.
  • Haga preguntas de salud: Averigüe si el niño tiene síntomas de COVID-19 o si ha estado expuesto a alguien en el hogar con COVID-19. Igualmente determine si alguien en la familia o en el hogar cuida a alguna persona que tiene COVID-19.

Mejores prácticas

  • Realice reuniones virtuales: Las reuniones con los padres y niños le permiten a usted poder responder preguntas y explicar nuevos procedimientos. Usted puede considerar realizar una reunión en la que participen solo padres y otra que sea entonces para padres y niños.
  • Coloque afiches (carteles) en la parte exterior del centro/programa: Deje que los padres conozcan las directrices antes de entrar al centro o programa.
  • Entregue a cada niño sus propios útiles: No se aconseja compartir ningún útil escolar en estos momentos. Cada niño debe recibir su propia caja de lápices, crayones/lápices de colores, tijeras, etc.
  • Elimine aquellos artículos que se tocan muy a menudo: Artículos como almohadas y mantas (frazadas/cobijas) – así como otros artículos que se tocan frecuentemente – deben sacarse de las clases (aulas/salones).
  • Deje los artículos personales en casa: Pídales a los padres que dejen los juguetes, juegos, botellas de agua, etc. en sus hogares.
  • Distribución de comidas o meriendas: Los alimentos ya no deben servirse al estilo familiar (en una misma mesa con todos los niños sentados a su alrededor).
  • Desinfecte la clase (aula/salón): Cada local debe desinfectarse al final del día de trabajo.
  • Explore el aprendizaje socioemocional: Tenga presente que estos son tiempos estresantes tanto para los niños como para los adultos. La Cruz Roja Americana ofrece capacitación sobre cómo crear un ambiente ideal para los niños durante acontecimientos traumáticos. De igual manera, los directores de centros deben animar a los trabajadores a velar por su salud mental y a conocer las opciones que hay disponibles en caso de necesidad.
  • Informe a los padres de las consecuencias: Esté preparado para informarles a los padres que, en caso de que ellos decidan no cumplir con las directrices sanitarias, entonces el centro/programa se verá en la penosa necesidad de pedirles que no traigan a su hijo(s) al centro/programa, a fin de salvaguardar el bienestar de la comunidad de cuidado y educación infantil.
  • Consideraciones para clases (aulas/salones) pequeños: Puede ser que algunos centros y/o programas tengan que tomar decisiones difíciles con respecto al tamaño de la clase. Algunos centros/programas han decidido dar prioridad a los niños que entrarán al preescolar en el otoño. Niños que forman parte de programas de educación individualizada, al igual que aquellos con necesidades especiales, también se están priorizando y garantizando espacios en muchos casos.

Ideas divertidas

  • Sea creativo: Piense en maneras cautivadoras con el fin de convertir las nuevas reglas en juegos divertidos. Esto ayudará a prevenir que los niños se frustren con tantos recordatorios constantes sobre las directrices que deben acatar.
  • Demuestre el uso apropiado de las máscaras: La utilización de muñecas/muñecos para demostrar la forma adecuada de usar una máscara es una manera divertida y eficaz de transmitir la importancia de llevar puesta una máscara correctamente.
  • Transmita la importancia de usar una máscara: Utilice ejemplos apropiados para la edad que sean pertinentes para los niños pequeños. Por ejemplo, recuérdeles que de la misma forma que Superman necesita llevar puesta su capa, usted necesita llevar puesta su máscara.
  • Comuníquese con una máscara: Es difícil poder ver una sonrisa detrás de una máscara. Enséñeles a los niños a expresarse con una máscara. Ellos pueden mostrar sentimientos y emociones con los ojos mediante guiños o cejas levantadas. Tal vez es una buena idea compartir algunas palabras que expresen emociones y sentimientos en lenguaje de señas.
  • Haga de lo viejo algo nuevo otra vez: Invente letras nuevas para canciones conocidas, como por ejemplo Old MacDonald (“El Viejo MacDonalds”). Este es un ejemplo de versos actualizados: “Te protejo usando mi máscara, ia, ia, o. Tú me proteges usando tu máscara, ia, ia, o”.
  • Fomente nuevas formas de transmitir sentimientos: Puede ser que los niños estén acostumbrados a dar y a recibir abrazos, pero esto ya no se puede hacer en la clase (aula/salón) o programa. Usted puede enseñarles a los niños a dar abrazos en el aire, a abrazar un osito de peluche o a abrazarse a sí mismos.
  • Cree áreas de entretenimiento en las que tenga en cuenta el distanciamiento social: Los niños pueden sentarse en el medio de aros (hulahulas), alfombras cuadradas que estén a seis pies de distancia entre sí. A los niños no se les permite compartir juguetes pero sí pueden jugar con juguetes similares a seis pies de distancia el uno del otro.