3 Razones para Celebrar el Día de la Tierra con Niños Pequeños

abril 21, 2021

Earth-DayCada año, celebramos el Día de la Tierra, una fecha especial que se dedica a homenajear la maravilla que es el mundo natural, y soñamos de maneras de protegerlo y cultivarlo por muchos años más. Y una de las mejores formas en las que los adultos pueden ayudar a los niños a desarrollar más su apreciación de la tierra es mediante el juego al aire libre y las aventuras en la naturaleza. Descubra 3 razones por las que debemos celebrar el Día de la Tierra con niños pequeños de todas edades, basadas en la orientación para la creación de espacios exteriores de aprendizaje de Fundamentos para Trabajar con Niños Pequeños.

 

 

 

 

 

 

1. El juego al aire libre fortalece el desarrollo de los bebés y toddlers.

iStock-177359425

Según Fundamentos para Trabajar con Niños Pequeños, «sacar a bebés y toddlers afuera promueve el desarrollo de los niños, agranda el currículo (plan de estudio) y conecta a los niños pequeños con la naturaleza. El tiempo al aire libre les brinda a los niños la oportunidad de moverse libremente, explorar un nuevo entorno y disfrutar de la sensación y el olor del sol y el viento en sus mejillas».

Fundamentos recomienda lo siguiente al crear un espacio de aprendizaje al aire libre para infantes:

Bebés: «Debe haber áreas con césped para mantas o cuadrados de alfombras donde los bebés que no se muevan puedan interactuar con un adulto o con la naturaleza. Los bebés necesitan oportunidades para «estar tiempo boca abajo» y para sentarse (con o sin apoyo), alcanzar o tirar objetos, y chapotear el agua.»

Bebés móviles: «Ahora que se pueden mover de un lugar a otro, se requieren barras de dominadas/barra fija, senderos, túneles y espacios para juguetes de jalar y empujar. Los coches de bebé de juguete, carritos de compra y vagones con manijas proporcionan el apoyo adicional que necesitan aquellos niños que recién empiezan a caminar. Los bebés móviles necesitan espacios cerrados grandes donde puedan escalar y rodar. También necesitan espacio para lanzar pelotas de playa y tirar bolsas de frijoles en cestas. Los columpios totalmente cerrados con cinturones de seguridad permiten a los bebés ver lo que ocurre en el mundo que los rodea desde una perspectiva más elevada y conmovedora.»

Los educadores y padres/guardianes pueden «leer con infantes, hacer actividades con música e introducirlos al mundo de las plantas y de los objetos que se encuentran en la naturaleza en un entorno refrescante. Los bebés móviles también disfrutan cavando en una caja de arena, chapoteando agua en una bañera y gateando a través de un túnel.

2. Los ambientes al aire libre ofrecen nuevas experiencias de aprendizaje para los toddlers.

iStock-1290360101

Ya que los toddlers son activos, «por lo que necesitan un área de juego al aire libre, donde puedan correr, saldar en un solo pie, brincar, marchar, caminar de puntillas, saltar con ambos pies y galopar libremente. Es necesario que haya espacio para empujar y jalar juguetes, carros y carretillas. Necesitan un entorno que les permita disfrutar montar en columpios con forma de cubo, escaladores (trepadoras)(no más de 18 pulgadas) y tirarse por un tobogán (resbaladero/resbalín). El espacio al aire libre también necesita áreas donde los toddlers puedan balancearse en una barra de equilibrio…o pedalear un triciclo…los educadores infantiles [y miembros de la familia] pueden leer a los toddlers en una mesa o bajo un árbol.»

Cuando están aire libre, tanto los infantes como los toddlers se benefician de jugar con «partes sueltas.» Según Fundamentos, «el término partes sueltas se refiere a juguetes y materiales que son seguros y no están sujetos en un lugar. Los niños pueden manipular las partes sueltas de varias maneras. Pueden recolectar, apilar, clasificar, botar, recoger y alinear partes sueltas como piedras, ramitas, hojas, vainas de semillas y otros objetos encontrados naturalmente. (Centro de Recursos Nacional de Early Head Start [Informe de Asistencia Técnica No. 14, 2013). Las partes sueltas estimulan los sentidos y ayudan a los niños pequeños a aprender. De eso se trata estar afuera, al aire libre.»

3. Los niños en edad preescolar ganan nuevas perspectivas de los ambientes de aprendizaje al aire libre.

iStock-1089346194

Al considerar cómo establecer un entorno al aire libre para los niños en edad preescolar, Fundamentos aconseja a los educadores crear un espacio al aire libre que apoya los mismos tipos de aprendizaje que los que ocurren en un espacio interior, ya que «el objetivo es que los niños experimenten el aprendizaje desde una perspectiva diferente.»

«Realizar trabajos de arte al aire libre les permite crear en el resplandor de la luz del día. Los niños pueden recolectar hojas y piñas secas para examinar y estudiar… El juego con arena, agua y fango (lodo) puede volverse un reguero tanto como ellos quieran que sea cuando se les permite a los cuando están afuera. Los niños no tienen que usar sus «voces interiores» cuando están afuera. Así como cuando usted separó su ambiente de interiores en centros de aprendizaje, piense sobre cómo usted puede dividir el espacio al aire libre en distintas áreas de aprendizaje. ¿En qué tipo de actividades le gustaría a usted que los niños participaran cuando están al aire libre?»

Tanto las familias como los educadores tempranos pueden implementar ideas de aprendizaje al aire libre, tales como:

  • Ciencia: «Al aire libre los niños pueden ver la ciencia en acción. Ellos pueden cultivar plantas y anotar los efectos de la luz del sol y del agua. Pueden sembrar verduras como zanahorias o repollo chino y comer sus cultivos caseros en sus meriendas…Los niños pueden llevar a cabo experimentos científicos como recolectar y comparar hojas…lavar piedras, o trazar sombras.»
  • Juegos de arena, agua y lodo: «Los niños pueden excavar en la tierra, jugar en la caja de arena, juguetear con agua desde la manguera o el aspersor en un día caluroso, usar una piscina para niños para que jueguen con sus botes, o jugar con agua y arena en bandejas de plástico. Combine arena y tierra (en una proporción de un tercio de arena con dos tercios de tierra) con agua para formar lodo, lo que crea el medio ideal para hacer esculturas de tortas, pastelitos y otros productos horneados imaginarios.»
  • Área de lectoescritura: «Prepárela en una ubicación bajo sombra en la que los niños pueden mirar libros solos, leer con otro niño, o hacer que les lean un libro a ellos. Los educadores infantiles pueden sentarse con los niños debajo de un árbol y disfrutar juntos la lectura de una historia. Luego, los niños pueden recrear la historia. Una mesa de picnic puede convertirse en un escritorio sin problemas.»

Cuando los niños tienen oportunidades para leer y desarrollarse en espacios de aprendizaje al aire libre, es más probable que aprecien y cuiden el mundo natural cuando sean adultos. Los entornos de educación al aire libre brindan oportunidades para descubrir, experimentar, jugar, sonreír, reír, brincar y crecer. En este Día de la Tierra—y cada día—encontremos maneras de celebrar con nuestros aprendices más pequeños.

 


Savannah DiMarco es Gerente de Marketing Digital del Concilio para el Reconocimiento Profesional, el cual trabaja para asegurar que todos los educadores y cuidadores infantiles profesionales atienden las necesidades de desarrollo, emocionales y educativas de los niños más pequeños de nuestro país.

Compartir:

Publicado recientemente:

Blog - Text Search
Blog - Category Search
Blog - Search by Tags
Blog - Publish Date
Live Chat