El Dr. Rory Brown Sipp: Un Defensor del Cambio a Favor de los Niños

octubre 27, 2021

“Si usted tiene apoyo y la gente cree en usted, usted puede hacer cualquier cosa,” dice Rory Sipp, Vicepresidente Ejecutivo de Acelero Learning, el proveedor más grande de servicios Head Start en Nevada. Él pudo ver lo cierto que es esto después de que una mamá ansiosa trajera a su hija pequeña a uno de sus centros. “La niña estaba en una silla de ruedas,” recuerda Sipp, “y la mamá nunca había dejado fuera de vista a su hija. Sin embargo, pude aliviar algunas de sus inquietudes profundas sobre separarse de su hija durante un periodo extendido. Y entonces, cuando la mamá se retiraba del edificio, le dije, ‘Usted puede llevarse esta silla de ruedas consigo. No estaremos utilizando esta silla de ruedas porque voy a dar a su pequeña todo el apoyo en terapia ocupacional y terapia física que ella necesita.’ Al llegar el momento de retirarse de nuestro programa, la niña podía caminar con dispositivos auxiliares desde los brazos de su madre hasta el salón de clases. Y después de varios años, ella podía caminar sin cualquier tipo de dispositivo auxiliar.”

Sipp estaba empeñado en llevar a esa niñita de un lugar malo a un lugar bueno, porque él sabe cómo es luchar como lo hizo él al crecer en Alabama. Y él sabe que Head Start puede ayudar, así como lo hizo cuando su mamá y papá se divorciaron hace 43 años.  “Los ingresos se desaparecieron de nuestro hogar,” dice él, “así que mi mamá me inscribió en el Head Start local de Birmingham.” Sipp haría lo mismo cuando era un estudiante universitario de 17 años y tenía su propio hijo de 10 meses. “Mi mamá y mi abuelita, quienes estaban conmigo en la casa, fallecieron en un lapso de pocos meses, así que tuve que dejar mis estudios y tomar un empleo a tiempo completo. Necesitaba cuidado infantil y no sabía a dónde dirigirme, hasta que un amigo que trabajaba con Head Start me recordó el programa.”

Head Start le dio al hijo de Sipp un buen comienzo en la vida y también lanzó la carrera de Sipp. “Ellos me alentaron a integrarme a un concilio de políticas que ayudaba a revisar decisiones sobre el programa,” recuerda Sipp. “Esto me ayudó a poder expresarme después de todas las tragedias que he vivido—perder mi mamá, perder mi abuelita, y hasta tener que vivir en mi carro en un tiempo. Así que di mi voz a Head Start mediante el concilio de políticas, y ellos empezaron a recordarme sobre oportunidades de empleo. El Dr. Calvin E. Moore, Jr., mi mentor desde hace mucho tiempo y ahora mi mejor amigo, me dio mi primer empleo como asistente de maestro.” Y en los años subsiguientes, Sipp se volvería capacitador, administrador y experto en contenidos con enfoque en discapacidades y salud mental. Mientras trabajaba en varios programas de Head Start, ganó su licenciatura, su maestría y su doctorado en educación especial de la Universidad de Nevada en Las Vegas, junto con una certificación en análisis aplicado de comportamiento.

Cuando Sipp se mudó a Las Vegas, Nevada, donde aun vive, lo primero que hizo era ir a la oficina local de Head Start y completar una solicitud de empleo.  Head Start lo contrató como director de centro, donde prosperó y avanzó a su puesto actual como Vicepresidente Ejecutivo. Ahora provee apoyo a más de 6,000 niños y casi 1,500 funcionarios. “Soy líder de uno de los programas de Head Start más grandes del país,” dice él, “y mi éxito es prueba de que Head Start sí funciona.”

Sipp explica que también está empeñado en lograr que esto funcione para otros aprendices pequeños, porque “mi función es servir a cada niño, sin importar su color, su cultura o sus antecedentes. Así que yo y mi personal estamos comprometidos con eliminar la brecha de logros a través de la innovación. Tenemos nuestra propia herramienta de participación familiar.  Tenemos nuestro propio currículo, y tenemos sistemas rigurosos que nos conducen al siguiente nivel de lo que es posible para los niños.”

Acelero Learning también hace uso extenso de datos para guiar el aprendizaje. “Juntamos datos de evaluaciones de niños, datos sobre la participación de padres, y datos sobre cómo los maestros están interactuando con los niños,” explica Sipp. “Tenemos que determinar dónde debemos abrir una escuela, cuáles son las necesidades de una comunidad, y si es que lo que estamos haciendo cumple con nuestra meta de crear un futuro mejor para los niños y las familias. Necesitamos saber cómo y dónde enseñar para obtener los mejores resultados, porque son valiosos los dólares de Head Start.”

También lo son las vidas que sirve Sipp, especialmente aquellas de niños con necesidades especiales. La educación infantil especial es parte de mi experiencia,” dice Sipp, “y sigue siendo mi pasión. Yo creo que los niños con necesidades especiales son un grupo a veces poco conocido por la gente, y esos niños suelen ser diferenciados de otros niños. La mayoría de las personas no quieren pasar mucho tiempo con ellos, pero yo suelo gravitar precisamente hacia estos niños. La pregunta que yo me hago es qué es lo que puede hacer este pequeño, porque esa es la base sobre la cual se les puede enseñar otras destrezas necesarias para tener éxito no solamente en el salón de clases, pero en la vida también.” Y la propia vida de Sipp ha elevado su compromiso con apoyar a aquellos que son diferentes. Tanto su primo como su sobrino están en el espectro autista, explica él. “Así que ahora es un asunto personal para mí.”

Sipp también siente una fuerte conexión con niños pequeños de color, quienes con demasiada frecuencia son diagnosticados erróneamente con necesidades especiales. “Yo soy del Sur profundo,” explica él, “y falta trabajar mucho para evaluar correctamente a las personas de color, especialmente a los niños pequeños. A veces cuando uno ve que se reporta excesivamente sobre niños de color, es porque la gente no entiende quiénes son. Usted necesita entender más que lo que lo que usted ve en el exterior. También debe conocer los antecedentes y la cultura que traen los niños a un salón de clases de temprana infancia. Si usted no sabe esas cosas sobre los niños, no podrá enseñarles. Así que, uno de los requisitos de Head Start es que dotemos a nuestros programas con personal que refleja la comunidad de familias y niños que ellos sirven.”

Otro requisito para el personal es que obtengan su credencial de Asociado en Desarrollo Infantil®

(CDA). “El CDA®,” dice él, “es la línea de base para muchos de nuestros puestos, especialmente nuestros puestos de Early Head Start. Después de obtener su CDA, alentamos al personal a proceder hacia la obtención de su título de asociado y más allá,” tal como lo ha hecho el mismo Sipp. “Cuando dejé la universidad a los 17 años, Head Start me proporcionó financiamiento y tiempo libre para ir a la universidad comunitaria local y obtener mi CDA. Esta fue la primera credencial que había ganado, y sigo orgulloso de haberla obtenido, aun habiendo completado mis estudios doctorales en el 2010.”

Sipp ha inspirado a otros miembros del personal a utilizar el CDA como una base para avanzar. Y él está especialmente orgulloso de un miembro del personal que comenzó como maestro asistente con un CDA. “Ella había decidido que nunca pondría pie en un salón de clases después de graduarse de la escuela secundaria,” recuerda Sipp, “pero yo trabajé estrechamente con ella y fui su mentor en el camino. Ella no solamente obtuvo su AA (título de Asociado en Artes) pero también obtuvo su BA (licenciatura). Después avanzó por el escalafón profesional de la organización para volverse uno de los especialistas de inclusión en Acelero Learning. Ahora ella es uno de nuestros empleados estrella.”

Los funcionarios expertos y comprometidos como ella ayudaron a los niños de Acelero a lograr avances significativos a pesar de la pandemia. Según un estudio del Instituto Annenberg de Brown University, los estudiantes de Acelero de tres y cuatro años avanzaron significativamente en los dominios de conocimientos de letras impresas y de habilidades numéricas durante la pandemia. Los bebés y toddlers avanzaron significativamente en el desarrollo de habilidades de lengua. Y la razón por este éxito impactante, explica Sipp, “es que estamos comprometidos con brindar experiencias y educación de alta calidad a los niños, cualesquiera que sean las circunstancias.”

Así que Acelero nunca dejó de movilizarse durante la pandemia, dice Sipp. “Estoy tan orgulloso del trabajo que hicimos a pesar del COVID: enviar comidas a nuestras familias, proporcionar pañales, y extender el acceso de las familias a la tecnología para que pudieran colocar a sus niños en plataformas virtuales. Hemos logrado todo lo previsto con nuestros fondos de Head Start.” Y Acelero también hizo innovaciones para que los niños pudieran seguir aprendiendo, explica Sipp. “Al comienzo, tratamos de replicar la experiencia de un salón de clases hasta donde nos fuera posible, pero al cabo de un par de meses, rediseñamos a nuestro programa para enfocarlo más en el niño individual y en la familia individual. Escuchamos cuidadosamente a lo que querían los miembros de las familias y les brindamos recursos específicos para su niño específico.”

Sipp valora los puntos de vista de los padres, aunque la mayoría de ellos son pobres y hasta carecen de hogar. “En un tiempo yo dormía en mi carro, así que he aprendido a ser humilde,” dice él. “Claro, cuando entré en este trabajo por primera vez, apliqué lo que hacíamos con los padres desde una perspectiva deficitaria. Como educador, uno suele acercarse a los padres con la mentalidad de que usted es pobre, así que déjeme ayudarle, déjeme componerle.  Pero al transcurrir el tiempo, entendí que eso no ayudó a mis padres.  Ahora creo que cuando los padres inscriben a su niño en nuestro programa, somos socios. Tenemos las mismas esperanzas y sueños para un niño, así que trabajemos juntos para hacer lo que es mejor para ese niño.”

Este abordaje refleja su credo: “Haz a los demás lo que quisieras que te hagan a ti.” Y es una de las lecciones de vida que él transmite en su libro Un Salmo para Mis Hijos. “Es una guía de auto ayuda que combina mis lecciones de vida,” dice él. “Describe la pérdida de mi mamá y mi abuelita, y después ser padre a una edad temprana. Habla de la espiritualidad y mi convicción que estamos todos aquí por una razón. También aborda mi convicción de que su trabajo debe ser su pasión, para que nunca sienta que ha trabajado un solo día en su vida,” explica él.  Y por encima de todo, el libro transmite el deseo de Sipp de ayudar a los hombres jóvenes a evitar algunos de los obstáculos que enfrentó él mientras iba de un lugar malo al lugar bueno donde se encuentra actualmente.

Quedó claro que Sipp había salido adelante en el 2012 cuando fue galardonado por la administración del Presidente Barack Obama como un “Defensor del Cambio” de la Casa Blanca, por su servicio a los ciudadanos más vulnerables de nuestro país. “Mis logros demuestran que usted puede ser originario del Sur profundo, enfrentar la pobreza y muchos retos, y a pesar de eso, crecer y prosperar. Aun cuando haya gente que limita sus opciones, usted puede hacer cualquier cosa que desea, siempre y cuando usted se aplica de la forma correcta,” dice Sipp.

Y en Acelero Learning, Sipp está empeñado en ayudar a cada niño pequeño a también hacer cualquier cosa que desea al crecer. Este no es apenas su trabajo. Él explica que es su pasión. “Yo hago este trabajo porque lo amo, y quiero tener un impacto mayor en los niños, las familias y el personal.”

Compartir:

Publicado recientemente:

Blog - Text Search
Blog - Category Search
Blog - Search by Tags
Blog - Publish Date

Salud

Padres, educadores infantiles y otros adultos comparten la responsabilidad de promover la salud física, mental y bucal de los niños, así como la nutrición, con el propósito de satisfacer sus necesidades en constante cambio, sus...